Todo lo que debes saber antes de adquirir un hosting

Antes de adquirir un servicio de hosting, lo primero que debe hacer uno es saber de qué trata. Este servicio también es conocido como alojamiento web, el cual consiste en el almacenamiento de información de una página web en internet, el mismo que llega a ser visible para todo el mundo.

Existen diferentes hosting, desde los gratuitos, los cuales son de ayuda para blogueros y páginas web que no tienen la intención de realizar negocios en internet como compra y venta de productos u ofrecimiento de servicios. También existen hosting compartidos, dedicados y de alojamiento en la nube.

¿Cuántos tipos de hosting existen?

Actualmente, existen varios tipos de hosting, de los cuales destacan tres: el compartido, el dedicado y el VPS o de servidores virtuales. Veamos a continuación en qué consiste cada uno de ellos y por qué debes tomarlos en cuenta para elegir el que se ajuste a tus requerimientos.

Hosting compartido

El hosting compartido es el que funciona en un servidor con un disco compartido por otros usuarios, este está dividido en varias carpetas y con una capacidad concreta de megas. Todas las páginas web que se alojan con un servicio de hosting compartido comparten este CPU, además de los megas de la memoria RAM y la conexión a internet.

Hosting gratuito

Esta es una versión con varias limitaciones en cuanto a diseño, plugins, URL y más, como su nombre lo indica, es completamente gratuita y, por lo general, es una versión que ofrece WordPress. Este servicio de hosting también es compartido por varios usuarios, es decir, un servidor que aloja a varias páginas web.

Servidores virtuales

Este tipo de hosting es el que se paga a través de un plan predefinido con una capacidad concreta en la que se pueden alojar varias páginas web, las mismas que comparten el disco duro y la memoria RAM.

Hosting dedicado

Este es el servicio de hosting que más se solicita a nivel mundial, pues los administradores de una página web cuentan con su propia memoria RAM, CPU y una conexión exclusiva a internet, es por ello que se denomina como hosting dedicado (privado).

Alojamiento en la nube

En cuanto al hosting o alojamiento en la nube, este es el que se paga de acuerdo al tiempo de uso de algunos recursos, por lo que se puede ampliar y bajar la capacidad en cualquier momento. Este es ideal para aquellas páginas web que vayan a ser de alta escalabilidad o capacidad web.

Para poder adquirir el mejor servicio de hosting web o para saber cuál de estos es ideal, es bueno conocer previamente qué alternativas tenemos y en función a todo lo que queremos compartir en nuestra página, elegir el que más nos convenga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.